lunes, 3 de febrero de 2014

CONSECUENCIAS CUANDO OTROS SE METEN EN TU LACTANCIA

Pobrecito mi Héctoret

En línea con el tema de la Revolución Blanca estoy muy enfadada... 

Entre mi padre y mi suegro me están traumatizando a Héctor, con mi padre ya hable, pero este fin de semana, mi suegro le ha dicho esta perla de sabiduría cuando me pidió Teta:

-¡No, no, no, no, que tú ya eres muy grande, la teta ahora para tu hermanita!

Total... esa noche pesadillas, y a las cuatro de la mañana se vino a la cama donde dormía yo con Mia, a voz de:

 -Teta, teta, teta...

Héctor tiene sólo veintiún meses y Mia dos meses. Una hace todo lo que puede para que Héctor no tenga celos y en un segundo te desmontan todo lo conseguido.

Y lo que es peor, ahora Héctor, en vez de pedir teta hace ver que se cae, simula que se hace daño en la mano o se da un coco contra el suelo para poder decirme: 

-Daño, Daño... y que le de teta.

No voy a dejar la lactancia hasta que Héctor lo decida y eso puede ser como pronto a los tres años, aún no tiene dos, cómo va ha estar escuchando durante más de un año cuando vean que se me enchufa a la teta: 

-¡No, no, no, no, que tú ya eres muy grande, la teta ahora para tu hermanita!

Ya les he dicho que vean lo que han conseguido pero vamos a ponernos muy serios con este tema.

Sobre la lactancia sólo tengo voz yo y mis bebes, que somos los que compartimos el vinculo. 

No dejes que te den problemas con la lactancia.

¡Yo doy lactancia yo decido!


KIPURUKI ® es una marca registrada perteneciente a la ilustradora Elena Catalán. Todas las creaciones e ilustraciones tienen copyright© está prohibida su distribución y uso comercial sin el consentimiento expreso de la autora.