jueves, 1 de septiembre de 2011

Los pasteles de nata o pasteles de Belém de Lisboa



En lisboa existen dos manjares que dicen que no puedes dejar de probar el bacalao y los Pasteles de Belem o Pasteles de Nata. Odio el bacalao y por añadidura todos los pescados y crustáceos y bichejos marinos  pero me encantan los pasteles así que de Lisboa no nos fuimos hasta que probamos los auténticos Pasteles de Belem. Ya los habíamos probado en otros establecimientos pero bajo el nombre de Pasteles de Nata.
Sí queréis probar los auténticos tenéis que ir a la pastelería Pastéis de Belém, Rua de Belém nº84 a 92 aquí os dejo la web con la historia de los pastelitos http://www.pasteisdebelem.pt
Es posible que tengáis que hacer cola para haceros con sus delicias. Nosotros como había mucha gente optamos por comprar nuestros pastelitos recientes y calentitos y comérnoslos en un Starbucks cercano.
El resultado lo podéis ver en la siguiente foto.
Me habían recomendado que los tomáramos calientes y así lo hicimos en esta ocasión, pero la verdad me gustan más fríos, ya había tenido la oportunidad de probar los mismos pasteles unos meses atrás, me los trajo una amiga que estuvo en Lisboa. Así que yo os los recomiendo fríos también os recomiendo que si sois odiadores de la canela como yo lo digáis porque en Portugal te plantan un kilo de canela en cuanto te descuidas sobre cualquier postre. 


Cerca de la pastelería de de los famosos pasteles de Belém tenéis el Monumento a los Conquistadores, es impresionante, te sientes como una pulguita a su lado. Después de verlo vimos la Torre de Belén pero en comparación nos supo a poco.